Medtronic reúne en Lyon a los neurocirujanos más importantes de Europa.

El doctor Manuel J. de la Torre, entre los destacados neurocirujanos europeos seleccionados por Medtronic para compartir sus experiencias en el manejo de la más alta tecnología médica, y a la presentación de los avances producidos en su equipo O-ARM.

Los días 28 y 29 de septiembre del año 2014, Medtronic ha reunido en Lyon a los neurocirujanos más importante de Europa, con el fin de mostrarles los avances producidos en su equipo O-Arm. Además de los actos protocolarios de bienvenida, la parte más importante del calendario previsto, tiene como finalidad que estos doctores, entre los que se encuentra el Doctor Manuel J. de la Torre Gutiérrez, compartan sus experiencias en el manejo de la más alta tecnología médica.

Asimismo, con posterioridad, Medtronic ha desarrollado un programa de mejores prácticas, fruto de la experiencia recogida, y ha dado algunos consejos sobre el mejor modo de utilizar los distintos instrumentos para incrementar si cabe su eficacia.

El denominado O-Arm es un sistema revolucionario de imagen intra-operatoria que se aplica en nuestro caso a operaciones de columna y cráneo. Tiene integrado el modelo más avanzado de neuronavegador que existe en el mercado, de forma que la navegación se produce en tiempo real y no es necesario realizar un estudio previo como venía ocurriendo hasta ahora.

Durante la intervención quirúrgica, el sistema proporciona a los doctores imágenes multi-dimensionales en dos dimensiones y volumétricas en tres dimensiones, así como imágenes fluoroscópicas, todo ello en tiempo real. De esta manera, el cirujano puede ver la anatomía del paciente en todo momento, comprobar el estado de la cirugía y verificar los cambios quirúrgicos con una imagen volumétrica en 3D antes de que el paciente salga del quirófano.

Este sistema permite por tanto realizar una operación más corta con mejores resultados finales, además de conseguir que el paciente intervenido se beneficie de una cirugía menos invasiva y se recupere más rápidamente. Su sistema de memorización, permite además adquirir imágenes en las mismas zonas que minutos antes con tan sólo pulsar un botón, lo que permite ahorrar tiempo y minimizar la radiación para el paciente.

En cuanto a su diseño, el dispositivo cuenta con un pórtico que se abre y se cierra alrededor del paciente, lo que permite mantener el equipo estéril dentro del campo quirúrgico y de un modo más seguro, ya que una vez cerrado, el detector de imagen gira en el interior evitando así que haya partes móviles que pudieran golpear al paciente o a los profesionales.

La patología de columna es cada vez más común, y los especialistas buscan soluciones «a medida» del paciente, por medio de herramientas de corrección muy sofisticadas.