Tu cerebro es un músculo, aprende a ejercitarlo con estos consejos - Neurocirugia Equipo de la Torre

Tu cerebro es un músculo, aprende a ejercitarlo con estos consejos

El cerebro es el órgano central de nuestro sistema nervioso, por lo que debemos cuidarlo y ejercitarlo. Al igual que se realiza la gimnasia física, la cerebral también es muy importante ya que que permite desarrollar nuevas conexiones neuronales y ejercitar la memoria. Nuestras conductas, rutinas y estilo vida, juegan un papel decisivo en cómo nuestro cerebro se activa y cambia a nivel estructural.

La práctica de actividades mentalmente estimulantes y retadoras ayudan a mantener el cerebro activo, facilitando la creación de nuevas neuronas (neurogénesis) y conexiones.

En algún momento de tu vida te habrá pasado que ibas a hacer algo y no recordabas el qué. Pues bien, esto se llama “efecto umbral” y no quiere decir que se te están olvidando las cosas. Es solo que tu cerebro tiende a memorizar muchas cosas a la vez y luego olvida el orden en que debes efectuar las tareas.

Las personas sedentarias y que no realizan ningún tipo de ejercicio o actividad diaria productiva para su salud son las que más suelen sufrir problemas de memoria.

Desde Equipo de la Torre te damos algunos consejos para que consigas una mente en forma. Toma nota.

1. Practica deporte habitualmente

Para que el ejercicio sea beneficioso es importante que se dé con cierta asiduidad, alrededor de unos treinta minutos al día. El ejercicio físico aeróbico, beneficia las capacidades cerebrales, influye en la memoria de trabajo y en las funciones ejecutivas. Las sustancias neurotróficas hacen que se incremente la plasticidad sináptica, la neurogénesis y la vascularización del cerebro. Anímate a nadar, hacer ciclismo, padel… Los beneficios a nivel cognitivo del deporte perduran hasta que nos hacemos mayores, consiguiendo evitar enfermedades como el Alzheimer.

2. No dejes de aprender

Las personas que estudian, están ejercitando con mayor frecuencia y eficacia su memoria. Además, cuanto más practiques menos esfuerzo necesitarás para aprender.

Pon a prueba tu mente jugando al ajedrez, haciendo un rompecabezas o realizando un sudoku. Intenta leer un libro cada mes, leer el periódico o realizar nuevas actividades como tocar un instrumento… Todo esto pondrá en marcha y trabajará de forma específica nuestra memoria procedimental, además de nuestra memoria explícita.

3. Come alimentos con propiedades antioxidantes

Alimentar de forma saludable a tu cerebro puede marcar la diferencia a la hora de tener una buena memoria y disfrutar de un estado psíquico sano y equilibrado. Alimentos como los arándanos, el café, las nueces o el limón tienen nutrientes que provocan un aumento en la velocidad de tu metabolismo, lo cual evitará que tus neuronas mueran debido a las reacciones químicas en cadena que genera tu cuerpo.

 

4. Sácale partido a todos tus sentidos

Si quieres ejercitar el cerebro, ¡no dejes de utilizar tus sentidos! A través del olfato, o incluso el tacto y el gusto, el cerebro es capaz de memorizar e identificar rápidamente las cosas .Escuchar música es una excelente actividad para estimular nuestro cerebro, ya que se activa la transmisión de información a través de las neuronas, favorece la capacidad de aprendizaje y mejora el funcionamiento de la memoria. Además, puede ayudar a ralentizar el proceso neurodegenerativo. Así que ya sabes, cuando estés cocinando, cuando vayas en el coche, cuando hagas ejercicio, ¡ponte música y a ejercitar el cerebro!

 

 

 

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *